18 julio 2013

Etiquetas:

INDIE REVIEW - De arriba, un rayo: Fear Less!

COMPARTIR

De arriba, un rayo por Gonzalo Salinas @salsaman1991

Una columna semanal de juegos indie. Todos gratis, porque mientras sea de arriba, hasta un rayo viene bien.

Fear Less! (Anna Oliver, Greg Lane).

Canabalt comenzó, hace unos años y casi por sí solo, el subgénero endless runner, juegos de plataformas donde el personaje corre solo y el jugador se encarga de saltar y a veces poco más. Tras años de ordeñar el género en celulares táctiles y juegos flash, es muy difícil encontrar uno interesante.

A pesar de esto Fear Less!, el debut del dúo formado por Anna Oliver y Greg Lane, logra sobresalir. 


La protagonista es una niña que sueña todas las noches que se pierde en el bosque y es perseguida por la muerte, en forma de una sombra vulpina. Corre por el bosque, repleto de animales y objetos buscando hacerla tropezar, buscando acercarla cada vez más a la muerte.

Saltar para evadir obstáculos, golpear con su espada para deshacerse de otros, y siempre corriendo, nuestro control sobre ella se limita a tan sólo dos botones, como es típico del género.

Recoger monedas a lo largo del camino es esencial para poder adquirir mejoras: más vida, salto doble, regeneración más rápida, etc. 


Lejos de hacer al juego más sencillo, las mejoras nos permiten avanzar cada vez más lejos, a las partes más difíciles del juego. Un buen ejemplo de balance entre dificultad y adquisición de nuevas habilidades. El verdadero reto está en conseguir las medal, completando desafíos varios. Algunos son parte del progreso natural del juego, otros más complejos (pasar dos minutos sin recibir daño alguno es bastante más complicado de lo que parece). Sólo completándolos termina definitivamente la pesadilla.

El arte es pixelado, y los diseños una mezcla entre dibujo animado, RPG viejo y anime chibi. Los fondos siguen la misma estética e incluyen calaveras con moños, porque todos sabemos que un moño tarda más en degradarse que un cuerpo humano. ¡No mueran en el bosque, no contaminen! Cuidado con el efecto parallax de las distintas capas del fondo, que pueden generar ilusiones ópticas luego de jugar mucho rato. Si eso pasa, mejor descansar la vista.





La música es energética, y al mismo tiempo conlleva una sensación de peligro, y es suficientemente variada para no hartar durante la hora, hora y media que dura el juego.

Incluso cuando un miserable conejito arruina esa corrida perfecta que estabas seguro te iba a dar la medal que te falta, el juego es encantador de principio a fin. Y créeme  va a ser un conejito el que te lo arruine. Vas a odiar esas cositas adorables y suavecitas que intentan matarte.

Para aquellos que les interesó el juego, les dejo el link directo de donde pueden hacer uso del mismo, FEAR LESS!