25 julio 2013

Etiquetas:

INDIE REVIEW - DE ARRIBA, UN RAYO: Gods Will Be Watching (Deconstructeam)

COMPARTIR

De arriba, un rayo por Gonzalo Salinas @salsaman1991

Una columna semanal de juegos indie. Todos gratis, porque mientras sea de arriba, hasta un rayo viene bien.


Gods Will Be Watching (Deconstructeam).







Estoy un poco tenso. No he tocado este juego desde que salió, hace unos meses. No es que requiera reflejos sobrehumanos, o sea exasperantemente largo, ni nada parecido. Estoy tenso porque Gods Will Be Watching es emocionalmente agotador.

Tras una breve descripción de la situación, el telón se abre y revela el único escenario que veremos durante todo el juego: un campamento en una tundra gélida. Una fogata apagada, 5 personas al borde del pánico y los restos abandonados de una radio en el rincón.




El sargento Burden y su equipo se encuentran varados en un planeta inhóspito, esperando su rescate. La radio se destruyó durante el aterrizaje y debe ser reparada en el plazo de 40 días, momento en que pasará cerca la única nave que podrá rescatarlos. Deberán resistir el frío, el hambre, los animales salvajes, la depresión, la locura, y una extraña enfermedad capaz de dejarlos en estado comatoso sin advertencia alguna.

Gods Will Be Watching nos pone en el papel del sargento encargado de liderar al grupo, eligiendo qué acciones deberán tomar cada día. Hay un número limitado de acciones, y cada personaje tiene su rol: el médico prepara medicina, el soldado protege, la psiquiatra convoca a terapia de grupo, el ingeniero repara la radio, y Marvin (el perro, al que todos adoran) caza. Para sobrevivir, será necesario balancear todo esto.





















El estilo visual elegido es colorido, gracias a sus elementos de ciencia ficción, incluso cuando el paisaje es desolado. Todo está cuidadosamente animado. Los gestos de los personajes se tornan tics nerviosos, y finalmente movimientos irrefrenables que delatan su estado mental, a medida que la situación empeora. La banda sonora transmite perfectamente la tensión dramática de la historia y mantiene la mente alerta.

Gods Will Be Watching, como dije, puede ser agotador. Pero algo me empuja a terminarlo.

Este juego es producto de un Ludum Dare, competencia de creación de juegos con tema fijo y un límite de 48 horas, que se realiza varias veces al año. Son competencias abiertas a todo el mundo, sin restricción alguna. En esta ocasión, el tema fue minimalismo y Constructeam, un equipo de creadores independientes radicado en Valencia, decidió abordarlo desde una óptica teatral. Todos los actores están presentes al inicio de la obra, y el escenario permanece estático. El drama es resultado directo de la situación límite en la que se encuentran.



Trato de recordar cuánto tiempo, en total, debo haber estado jugándolo. 4 horas, un poco más quizás, simulando este problema, buscando la permutación correcta de elecciones que permitirá sobrevivir. Creo que no había pasado más de una o dos horas cuando comencé a considerar sacrificar a alguien para mejorar las chances de todos los demás de ser rescatados. Un pensamiento que me resultó inmoral. Pero luego se volvió cada vez más atractivo. Las decisiones en Gods Will Be Watching no se presentan como blanco y negro. Es exactamente lo que estuve esperando desde la primera vez que un juego me prometió "sistemas de moral" y decisiones "que afecten al mundo del juego". ¿Cuántas veces nos han decepcionado con tristes simplificaciones? Y sin embargo, Constructeam creó una historia memorable con amplio espacio para ambigüedad moral, en sólo 48 horas.

Hoy pude ver el final, por primera vez. Siento ese orgullo que sólo se siente al terminar juegos particularmente difíciles. Y tengo la certeza de haber sido parte de una experiencia que sólo puede darse en este medio.












Gods Will Be Watching se encuentra disponible en el siguiente 
link, traducido al español por sus propios creadores. 

También han comenzado una campaña de crowdfunding en indiegogo pidiendo donaciones para hacer una versión expandida, con 6 escenarios distintos. Cualquiera que done 8 euros o más recibirá una copia cuando esté terminado.