18 octubre 2013

Etiquetas:

INDIE REVIEW - DE ARRIBA, UN RAYO: Killing Moon (Joy Masher)

COMPARTIR
De arriba, un rayo por Gonzalo Salinas @salsaman1991
Una columna semanal de juegos indie. Todos gratis, porque mientras sea de arriba, hasta un rayo viene bien.


Killing Moon (Joy Masher)



Estoy enfermo. Capáz que es el delirio febril o el hecho de que llevo cuatro semanas jugando juegos de terror... pero creo que ya nada me da miedo. De todas formas, aquí les traigo otra entrega de esta columna.


Killing Moon está ambientado durante una fiesta de Halloween en un liceo. Las referencias abundan en los disfraces de los alumnos, dando pistas sobre las influencias cinematográficas de los creadores.


¿Y adivinen qué? ¡Sorpresa! Es otro juego de aventura gráfica, aunque puntuado con ocasionales persecuciones de alta tensión. Y quizás tiene un poco de RPG en su ADN. En particular, en el diseño de sus protagonistas, mezcla de personajes de juego de rol de principios de los 90s y estudiantes de secundaria de película de terror de los 80s. La atmósfera de filme slasher es evocada a la perfección (la rebeldía adolescente medio mal escrita y estereotípica, los alaridos de horror, las cantidades copiosas de sangre y vísceras). También tiene un poco de The Shining, películas de exorcismo y posiblemente algo de ciencia ficción, aunque no queda del todo claro.


Que no todo esté claro es parte de la gracia de Killing Moon. A lo largo del juego controlamos a tres personajes distintos, y los  etalles divergen, a veces considerablemente, entre un capítulo y otro. Hay varios finales alternativos y ver más de uno es vital para entender un poco más.




El juego dista de ser perfecto. Hay algunas faltas ortográficas (nada muy intrusivo, pero están), la velocidad a la que se mueven los personajes sigue siendo muy lenta (a pesar de que la incrementaron desde la última vez que lo jugué), el sistema de guardado tiene un defecto (sólo se puede cargar la partida desde el menú principal), y las muertes a menudo pueden ser muy sorpresivas (por lo que recomiendo guardar cada vez que sea posible).




Pero a pesar de todas estas fallas (la mayoría producto de que fue hecho en 72 horas, en un game jam brasilero de terror llamado Pack of Horrors), es una buena imitación de las películas que admira.

Killing Moon se puede jugar online aquí