22 noviembre 2013

Etiquetas:

INDIE REVIEW - DE ARRIBA, UN RAYO:SHARECART1000

COMPARTIR


SHARECART1000


Esta semana les traemos una peculiar colección de juegos lo-fi. 



The Isles (Zaratustra, Karyn Ribas)




















Claramente inspirado en The Legend of Zelda (el primero de todos), pero con aún menos contexto. Al escribir el nombre de una isla, el protagonista es transportado a ella. Armado con una espada y poco más, haciéndole frente a criaturas que parecen más minions de Mi Villano Favorito que amenazadores enemigos. Si bien las islas son similares, por compartir muchos sprites como los de tierra o agua, cada una tiene detalles que la diferencian: arena, hielo, un bosque. La música de tambores puebla a todas las islas por igual y le da un toque tribal al asunto.



You Are A Bounty Hunter (Damian Sommer)















Un juego de naves en que tomamos el rol de un caza recompensas espacial. La única forma de impulsar la nave es disparando, lo que hace que controlarla sea muy difícil, ya que disparar a un enemigo quiere decir que nos estamos alejando de él. Y no tengo muy claro cuánta vida tienen los enemigos, tampoco. Los disparos de mi nave son desastrosamente pobres en comparación con los de los forajidos, quienes aparecen tratando de intimidar con sus frases trilladas por los intercomunicadores. Cada uno de los enemigos es más raro que el anterior. Mi favorito es el delfín. Ni idea por qué. Creo que simplemente me hace gracia imaginarlo manejando una nave espacial.



Post-Future Vagabond (Michael Brough)





















Mi favorito de todo el "cartucho". Aparentemente, es un futuro distante, y los enemigos son mutantes. Creo. No importa, realmente. Este es uno de esos juegos que son puro gameplay. El personaje se mueve por la grilla, tratando de agarrar las municiones para destruir a los enemigos (explotándolos casi como en Bomberman). En el costado aparece la lista de enemigos a aniquilar, y al completarla, cambia el nivel. Ni idea cuántos niveles hay. Tampoco sé cuántos forajidos hay en You Are A Bounty Hunter, o cuántas islas hay en The Isles. Hermetismo es un hilo conductor a lo largo de todos los integrantes de la colección. El estilo visual glitcheado es fantástico.


Lo genial de SHARECART1000 radica en que si ponemos todos los juegos en la misma carpeta, los juegos comparten el mismo archivo guardado. Lo que abre todo un mundo de posibilidades. La cifra que en un juego son municiones, en el otro son vidas, o el nivel en el que estamos. Adquirir una nueva herramienta en The Isles nos da una nueva herramienta en Post-Future Vagabond. Y como jugar a uno cambia impredeciblemente a los otros, cambiar de un juego a otro implica una aceptación de su impermanencia.




Aún más interesante, el archivo guardado es un simple texto, que podemos modificar. De hecho, es lo que los autores esperan que hagamos, por lo que está a simple vista en la carpeta dat, con el nombre de o_o.ini. Hay un valor de texto, varios números y otros switches binarios (TRUE o FALSE). Encender uno y apagar todos los otros puede resultar en que aparezcan nuevas islas, o que en You Are A Bounty Hunter aparezca un cartel que anuncia que sólo aparecerán forajidas (entre las que se incluye la mantis, aparentemente). Podemos darnos cantidades ridículas de vida, o poner el número de nivel que queramos. Al encender todos los switches, Post-Future Vagabond se rompe totalmente. Anda lento, glitcheado, verdoso. Cada vez que modifico el archivo guardado me siento como una mezcla de arqueólogo que traduce una tableta mesopotámica con hacker de película noventosa. Me encanta.


En la colección se incluye también un visualizador (como los de música del windows media player, no apto para epilépticos) que transforma nuestros datos en colores y formas, y un juego más, Fjords, que no incluí porque cuesta 7 dólares, pero tengo entendido que está bueno.









Todos los integrantes del SHARECART1000 se encuentran disponibles aquí. Además, cualquiera puede  incluir su juego en él, siempre y cuando tenga un uso para cada valor del archivo guardado. Y va a haber más. De hecho, desde la última vez que me fijé (el fin de semana), subieron tres juegos más. Esto va a seguir creciendo.


De arriba, un rayo
Una columna semanal de juegos indie. Todos gratis, porque mientras sea de arriba, hasta un rayo viene bien.

Por Gonzalo Salinas @salsaman1991