06 diciembre 2013

Etiquetas:

INDIE REVIEW - DE ARRIBA, UN RAYO: Night Rider Turbo (SOS)

COMPARTIR

Night Rider Turbo (SOS)

Acabas de salir de tu casa. La noche está fresquita. Estás yendo a la ciudad, en tu auto, que no es el mejor auto, pero es tuyo. Manejando con una, francamente, bastante huesuda mano y la otra recostada, con el codito afuera de la ventana, como el más canchero. No, mejor dicho #elmascanchero.















En la radio (que todavía es a cassette, pero qué importa), suena un tema electrónico de Svetlana. Bien punchi, así para salir con los pibes.

En ese momento, te das cuenta que el acelerador está trancado. Tu auto sigue agarrando velocidad, y aparentemente no tiene frenos. Intentas agarrar el volante, pero le errás. En su lugar, activas el limpiaparabrisas... y arrancás la palanca.


Oh, Dios...


Ahora sí, tomás el volante, justo a tiempo para evadir el auto que estuviste a punto de embestir de atrás. Excepto que ahora estás del lado equivocado de la carretera y los vehículos vienen de frente. Das un giro brusco a la derecha, pero el auto no responde. Se mueve descontroladamente de ua lado a otro. Y te das cuenta que no moviste el volante.

Lo arrancaste.


Arrancaste el volante.


Y el resto de las palancas y botones. Y la radio. Aunque, por lo menos, lograste cambiar de canción antes de tirarla al piso, dejando los cables pelados expuestos y amenazando con darte una patada, sólo para hacerte sufrir un poquito más antes de chocar de lleno con ese camión.


Felicitaciones, lograste avanzar 1,2 km antes de morir estrepitosamente. Poné tus iniciales y empezá de nuevo.


Eso resume bastante bien una típica partida de Night Rider Turbo. Es ridículo, incontrolable, divertido y muy arcade. Es la oportunidad de revivir la primera vez que jugaste un juego de carreras a los 4 años y tenías cero motricidad fina.

Si tuviera que describirlo en una sola frase, diría que Night Rider Turbo es el mejor simulador gratuito de Clark Kent conduciendo que hay.










Night Rider Turbo se encuentra disponible online aquí

De arriba, un rayo
Una columna semanal de juegos indie. Todos gratis, porque mientras sea de arriba, hasta un rayo viene bien.

Por Gonzalo Salinas @salsaman1991