01 octubre 2014

Etiquetas: ,

RETRO REVIEW: BANGAI-O MISILES EVERYWHERE!

COMPARTIR

“10.000 copias, N64, solo en territorio japones, otro clásico de culto instantáneo por parte de treasure”


Corría el año 99, Trasure se “inspira” en un viejo juego de PC-88llamado Hover attack y planea un pseudo remake que termina tomando características propias y muchos, muchos mas misiles.




Es así como llegamos a conocer a Riki y Mami, dos hermanos pilotos que llegarían en la corta tirada de 10.000 cartuchos solo para el territorio nippon al N64 en un genero cuasi desocupado para la plataforma. Y aunque Bangai-o es un Shoot’ em up, es uno bastante particular.

















Nuestros pilotos recorren 44 niveles para derrotar a la maléfica “cosmo gang” en una historia que queda en un plano muy secundario en comparación a la jugabilidad.

Esto se trata de misiles, de explotar y de conseguir frutas…si..frutas

El mecha que controlamos se puede mover en las 8 direcciones, contamos con dos tipos de ataques (uno por cada piloto) uno de misiles (el mas fuerte) y otro de lasers que rebotan en angulo recto al llegar a una pared u objeto.
Cual es la gracia? que ademas del disparo común en la dirección deseada tenemos un ataque especial que es una ráfaga en 360 grados…PERO la cantidad de proyectiles que salen disparados, depende de las balas enemigas que haya en pantalla.
Es decir, si esperamos a que los enemigos nos disparen y llenen la pantalla de proyectiles, mas proyectiles lanzaremos nosotros, generaremos mas explosiones (de hecho se contabilizan como combo) y cuanto mas alto el numero de estas, mejores frutas conseguiremos, ergo, mejor score.

Habitualmente uno es el acribillado por las balas, Bangai-O invierte los roles


















    
Esto es básicamente el mecanismo de la serie, jugar una y otra vez los 44 niveles (pudiendo elegir cualquiera que hayamos jugado con anterioridad) y mejorar nuestros combos y puntajes.

La marca de la casa, un juego que funciona, adictivo y de hermosas 2d.

Tras la versión de N64 salio en dreamcast, con edición en América y europa, que lo hace un juego mas accesible, pero con algunas diferencias.

Las evidentes del control, mas una nivelacion de los ataques , los combos fueron sustituidos por conteo de explosiones y alguna cosa mas que no desmerece para nada.

Cuenta con una continuación en DS y un remake para Xbox arcade en HD así que basta de mantener este juegazo a la sombra y a jugar, que realmente merece.

Y es que Treasure nunca falla
RETROTRON
Pixeles con olor a Naftalina
Por Martin Migraña