29 abril 2015

Etiquetas:

REVIEW: The Legend of Zelda - Majora's Mask 3DS

COMPARTIR

The Legend of Zelda - Majora's Mask 3DS


Aclamado durante años por sus fans, Nintendo parece haber cedido ante ellos dando así una nueva experiencia con este remake de N64. Entonces, ¿ha mejorado la experiencia en general? Te lo aclaramos aquí con un análisis de cada área del juego.

Historia y trama


Nuestro héroe de Hyrule se va en una búsqueda de un viejo amigo con quién perdió contacto, luego de los hechos sucedidos en The Legend of Zelda - Ocarina of Time (N64 y 3DS); sin embargo, es sobre la linea temporal donde aún es un niño. Esto lo lleva a dar con un extravagante personaje al que siguen un par de hadas: Skull Kid. Éste personaje no parece muy ofensivo al principio, sino solo otro niño (aunque de raza diferente) al que le gustan hacer travesuras. También, como su nombre lo indica, todo se resuelve al rededor de una peculiar máscara llamada "Majora", de quién el Skull Kid es ahora anfitrión, ésto lleva a nuestro héroe a una serie de eventos sobre una tierra llamada Termina, donde es transformado en otras razas, es transportado en el tiempo y recibe constantes pedidos de ayuda en un oscuro ambiente donde nadie parece ser feliz.



Gameplay

Si bien la jugabilidad es altamente comparable a su predecesor, hay grandes diferencias que hacen de la experiencia algo diferente: la habilidad de guardar el progreso en todo momento es cambiada por unas extrañas estatuas con forma de búho, las que también sirven para transportarnos a diferentes áreas del juego. 
Asimismo, a medida que el juego progresa, se va consiguiendo un arsenal de máscaras que nos otorgan una amplia variedad de diferentes poderes; desde movernos más rápido, hasta el hecho de poder bailar... Si... Bailar.



Comparando con la versión anterior del juego (N64), la gran diferencia que encontramos es que ahora el juego nos permite seguir jugando una vez hemos guardado el progreso, en cambio la entrega de N64 nos obligaba a volver al menú principal sin poder seguir adelante, y en el caso de retomar el juego no se tenía en cuenta el punto salvado. 


Esto, si bien no lo parece, es un cambio mayor en la jugabilidad, ya que nos da una mayor sensación de seguridad al progresar en la historia. Aunque existen otros métodos para salvar el progreso, no han habido cambios mayores sobre ellos en lo que la comparación a la anterior versión respecta. 
Cabe destacar también, que el juego es compatible con el uso del accesorio "Circle Pad Pro", el que nos da la posibilidad de mover la cámara del juego de manera libre, aunque esta opción también puede usarse mediante la nueva "c-stick" de la New Nintendo 3DS. 


Interface


Como ya dijimos anteriormente, el juego está basado en las habilidades y usos que nos brindan las máscaras que vamos obteniendo a lo largo del mismo. Ésto hace que nuestro inventario tenga una pantalla dedicada a las 24 máscaras que se pueden conseguir.

En la versión de 3DS, solo tenemos dos botones físicos en los cuales se pueden asignar items o máscaras como uso rápido (en la versión de N64 eran 3), sin embargo se nos da la opción de asignar dos más mediante el uso de la pantalla táctil de la consola, haciendo un total de 4 atajos rápidos. La pantalla táctil es usada en el juego como mapa, inventario y un par de opciones secundarias, que si bien no cambian la jugabilidad dan una mayor sensación de orden general, y liberan espacio sobre la pantalla principal donde tenemos una mayor atención a la acción del juego.


Gráficas

A primera vista, puede no notarse la diferencia gráfica del juego en comparación a la entrega de N64 (en principio dado por las limitaciones de la Nintendo 3DS), pero puede apreciarse algunos cambios los cuales son una notoria mejoría. Gracias a la tecnología utilizada en la Nintendo 3DS, ahora podemos activar el juego en modo 3D, que si bien puede no aportar mucho en la mayor parte del juego, hay ciertos momentos en que tener una buena referencia de dónde está nuestro personaje con respecto a la profundidad del mundo logra hacer del juego una experiencia mucho más amena (un buen ejemplo es cuando Link salta de unas flores mientras está transformado en Deku Scrub). En lo que respecta a las animaciones y texturas en general, ha habido un cambio notorio aunque no extremo; el cambio es bien recibido si bien no destaca.



Música y sonido


Aunque los efectos de sonido y música no han cambiado demasiado a la versión original, siguen siendo en gran parte una de las áreas que más se destacan en la saga de juegos The Legend of Zelda. En el juego, se van obteniendo a lo largo del mismo diferentes canciones (que Link ahora además de una ocarina utiliza unos bongos, una guitarra y hasta un extraño instrumento de tubos) que nos ayudan en el avance de la historia, así como mejoran la experiencia en general. Se pueden apreciar diferentes tonadas que el jugador aprenderá a tocar utilizando los botones físicos de la Nintendo 3DS, que pueden tener efectos desde ir hacia atrás en el tiempo hasta poder teletransportarnos a las áreas previamente visitadas del mapa. En general, las melodías han sufrido una transformación más tétrica en comparación a The Legend of Zelda - Ocarina of Time, dándole al jugador una experiencia más sombría sobre la ambientación del juego. Un detalle a destacar, es que ahora se puede escuchar la típica melodía característica de la saga Zelda cuando el jugador está situado sobre las afueras del pueblo principal, melodía que no estaba presente durante los eventos de The Legend of Zelda - Ocarina of Time.



Puntos finales



Teniendo en cuenta que The Legend of Zelda - Majora's Mask 3DS es solo un remake de la versión de N64, las mejorías que agrega la consola así como los detalles que Nintendo ha decidido incluir, nos brindan una experiencia mejorada sobre lo que fue el clásico original. Además de que poder jugar sin necesidad de estar en un punto fijo, como sucede con las consolas de sobremesa, le da al juego un toque especial dejándolo entre los mejores de los portátiles de la saga.