08 septiembre 2015

Etiquetas:

Muere adolescente por jugar más de 22 días seguidos

COMPARTIR

No es la primera vez que pasa, pero esperamos que sea la última, hablamos de la muertes de los usuarios que juegan videojuegos en forma excesiva.

En esta oportunidad, un joven Ruso de tan solo 17 años de edad falleció luego de pasar jugando más de 22 días de manera casi ininterrumpida.

Rustam, es el nombre con que se le conocía a este joven que perdió la vida mientras jugaba Defence of the Ancients (DOTA), por sesiones sumamente prolongadas.

Fueron muchos los días en que sus padres solían escuchar al muchacho teclear y hablar en su cuarto, sin embargo tras algunos días dejaron de escuchar ruidos, esto hizo que los padres entraran solo para encontrar a su hijo sin vida frente al monitor.

Según los reportes médicos y forenses, explican que Rustam falleció por un síndrome de trombosis de segundo grado, la cual se derivó por pasar varios y largos periodos de tiempo sin actividad o hacer movimiento alguno.