25 noviembre 2015

Etiquetas:

Gamer dada por muerta pasó 10 años jugando en cibercafés

COMPARTIR

Una joven china en 2005, escapó de casa tras reiteradas peleas que tenía con sus padres. Luego de 10 años de su desaparición, la Policía la localizó en un cibercafé jugando al "CrossFire".

Xiao Yun, es el nombre de esta joven gamer de 24 años que fue detenida este 20 de noviembre por la Policía de la provincia de Zhejiang durante una revisión rutinaria. 

La joven gamer, había sido dada por muerta por su familia hace 10 años, pero fue reconocida cuando un agente se dio cuenta de que el documento de identidad que le mostraba era falso.

Xiao Yun jugaba al videojuego en línea en primera persona 'CrossFire' y podia vivir gracias a pequeños trabajos ocasionales que encontraba en los mismos cibercafés.

La Policía le impuso una multa de 1.000 yuanes (unos 150 dólares) y contactó con sus padres para que pudieran reunirse con su hija perdida.